Bebé Yoda: La Nueva Sensación de Internet

Sentir empatía con los bebes, sean o no de este planeta, está relacionado con el instinto primordial de la vida, lo que nos permite proteger a nuestra descendencia

Es inevitable observar al bebe Yoda (de ahora en adelante, “baby Yoda”) en la nueva serie del Universo “Star Warsy no sentir inmediata ternura. Los sentidos se conectan con su apariencia frágil, en el lóbulo frontal de nuestro cerebro se producen reacciones que nos hacen querer abrazarlo a través de la pantalla. ¿Por qué lo amamos tanto? Y no solo a él, sino a otras criaturitas de características similares, sean ficticias o no.

¿Quién es el bebe Yoda?

El pequeño ser, que forma parte de la misma especie que el maestro Yoda, aparece en la nueva ficción de Star Wars, “The Mandalorian”; serie ubicada después del Episodio VI (“El retorno del Jedi) y antes del episodio VII (“El despertar de la fuerza"). En esta serie de Disney+ el pequeño personaje está bajo la protección del Mandaloriano (Pedro Pascal), un cazador de recompensas.

La primera escena en la que aparece “baby Yoda”, justo al final del primer episodio, lo muestra como un pequeño ser de ojos grandes, cabeza redonda, orejas salidas y, sobre todo, muy vulnerable. El Mandaloriano lo encuentra y, en lugar de matarlo como quería su compañero robot, ambos se miran fijamente en una escena que no tardó en viralizarse.

Un hallazgo del psiquiatra y neurocientífico de la Universidad de Oxford Morten Kringelbach, que en 2006 demostró que el cerebro entra en una actividad específica, se “enciende”, durante una séptima de segundo frente a imágenes de bebes.Los bebes nos atraen a través de todos nuestros sentidos, lo que ayuda a hacer de la ternura una de las fuerzas más básicas y poderosas que dan forma a nuestro comportamiento, contó en la revista Trends in Cognitive Sciences. “Baby Yoda” no solo genera empatía por cómo luce el personaje, sino por lo que nos recuerda. el estudio muestra también que la ternura hacia los bebes afecta tanto a hombres como a mujeres, incluso a aquellos sin hijos. Quizás por esta razón, aunque no hayas tenido hijos ni pienses tenerlos, igual hayas quedado encantado con esta cosita.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.